Realizar algún tipo de actividad física siempre ha sido una recomendación al momento de mantener un buen estado de salud, esto es válido para toda la población sin distinción de edad o género.

A raíz de la pandemia muchas personas confinadas en su hogar han dejado de realizar sus rutinas deportivas, la inactividad ha sido casi una obligación para protegerse del contagio.

Sin embargo retomar aquellas actividades deportivas o las rutinas que se dejaron de lado por la situación sanitaria, puede tener un beneficio adicional, incluso incorporarlo desde ya en la rutina diaria podría salvarnos del contagio.

Así lo señala un reciente artículo publicado en la Revista Rbafs donde se explica que existen “Múltiples Beneficios de la Actividad Física durante la pandemia del Coronavirus” (*1) los efectos favorables en los mecanismos fisiológicos durante la actividad física, hace que los músculos produzcan componentes que mejoran el funcionamiento del sistema inmune y reducen la inflamación.

  1. La actividad física tiene el potencial de reducir la severidad de las infecciones del COVID-19

Esto tiene que ver con lo que le pasa a los pulmones durante la infección. El sistema inmune detecta la invasión del virus en los pulmones y lo ataca. Este conflicto entre el virus y las células de inmunidad genera una inflamación que causa daño en los tejidos pulmonares interfiriendo en el intercambio de gases. Esto puede volverse tan severo que requiere de intervención médica y ventilación mecánica.

  1. La actividad física es efectiva tanto para prevenir como para tratar la hipertensión.

La obesidad, afecciones al corazón, diabetes, algunos tipos de cáncer, aumentan el riesgo de enfermedad grave y muerte en aquellas personas infectadas de Coronavirus.

AUNQUE LA ACTIVIDAD FISICA ESTA RECOMENDADA POR TODAS LAS AUTORIDADES DE SALUD DEL MUNDO, LOS ESFUERZOS POR PROMEVERLAS SON MINIMOS.

  1. Estar físicamente activo puede ser parte del antídoto anti-stress durante la pandemia.

El stress y sus síntomas sin duda seguirán aumentando en la medida que la pandemia continúe. Esto, producto de la amenaza hacia la salud de la población, la incertidumbre y poca estabilidad laboral, la potencial baja de ingresos y el aislamiento social.

Actividad Física contra el Covid

Cada sesión de actividad física tiene efectos agudos e inmediatos en el funcionamiento del sistema inmune y en la inflamación

 

Estar activo físicamente tiene beneficios importantes en la salud mental. Entusiasmar a las personas a mantenerse activas físicamente puede ayudarlas a lidiar con el stress y evitar enfermedades mentales, ya que cada sesión de actividad física reduce los síntomas depresivos y ansiosos

  1. La respuesta del cuerpo al stress psicológico produce desequilibrios

Tal es el caso del desequilibrio entre el cortisol y otras hormonas, lo que afecta negativamente al sistema inmune y produce una inflamación.

Las estrategias más efectivas para aumentar el balance del cortisol es precisamente la actividad física y el manejo del stress.

  1. Puede haber un efecto protector en el funcionamiento pulmonar de las personas que están en buen estado físico y activas físicamente.

Aunque la función pulmonar generalmente no responde al ejercicio físico, es decir las personas sanas, de todas las edades debieran tener la suficiente capacidad pulmonar, el ejercicio intenso produce antioxidantes que dan protección frente al stress oxidativo, pudiendo incluso, prevenir o reducir específicamente la severidad del (ARDS) Síndrome respiratorio agudo.

  1. La Actividad física podría tener un rol en lo que es considerado la última solución de la pandemia del coronavirus.

Tanto el ejercicio físico agudo como el realizado en forma constante ha demostrado en repetidas ocasiones la mejoría a la respuesta inmune de las vacunas.

(*1) Artículo “Múltiples Beneficios de la Actividad Física durante la pandemia del Coronavirus”
James F Sallis, Michael Pratt, Brazilian Journal of Physical Activity and Health Rbafs.org.br